Una semana de ensueño en Menorca

Son muchos los que utilizan sus vacaciones para desconectar de la rutina y del mundo que les rodea durante todo el año. La mayoría de esos “muchos” buscan un lugar nuevo para visitar, hacer turismo y disfrutar de tranquilidad pero sin perderse el mejor ambiente nocturno. Y ya no son tantos los que prefieren olvidar la vida nocturna y el cachondeo y dedicar sus pocos días de vacaciones a descubrir parajes nuevos de ensueño y dedicarse a la aventura.

Menorca es el lugar perfecto para todos aquellos que buscan aprovechar cada día con una aventura nueva y un paisaje nuevo.

Tan sólo es necesario contar con un barco o velero. Y ahora no se necesita disponer de uno propio, se pueden alquilar barcos en Menorca a precios muy asequibles para todos los bolsillos.

¿Por qué pasar tu semana de vacaciones en un barco pudiendo pasarla en un maravilloso hotel con todo tipo de lujos y facilidades? Esta sería la pregunta del millón… Es evidente que para las familias, grupos de amigos, parejas, etc, que busquen sólo unos días de relax absoluto sin mover un dedo, la opción del barco no es la más recomendable. Pero sí para aquellas familias, grupos de amigos o parejas que desean hacer algo diferente en su semana de vacaciones y que quieren aprovechar al máximo esos 7 días.

Disponer de un barco da una movilidad absoluta y permite recorrer la isla de Menorca de principio a fin sin problemas de desplazamientos o de accesibilidad, ya que hay numerosas calitas pequeñas a las que no se puede acceder a pie por su pavimento rocoso. Y si también se quiere disfrutar de ambiente turístico en la costa, basta con acercarse a los puertos de Mahón y Ciudadela, las dos ciudades más importantes de Menorca, que aunque no gozan de un ambiente nocturno como el de Ibiza, los viernes y los sábados no tienen nada que envidiar.

Para hacer un viaje de estas características, donde se disponga de un barco durante 7 días, es muy importante hacer una lista de lugares que se quieren visitar, planificar los días junto con las rutas, y dejar margen para la aventura, playas y calas nuevas que se visiten durante la ruta programada.

Además de las dos grandes ciudades de Menorca: Ciudadela y Mahón, que deberían estar siempre como visitas obligadas, tenemos cinco playas-calas favoritas para los turistas: : la “Cala Macarella” las más famosa y más exótica de la isla; la “Cala Mitjana” al sur de Menorca, de fácil accesibilidad y de cristalinas aguas; la “Cala Turqueta” poco accesible y de aguas turquesas, nada que envidiar a las playas del Caribe; la “Cala Galdana” que está acondicionada para deportes náuticos, una de las playas más grandes de Menorca; la “Cala Pregonda” de color rojizo que la hace especial.

Pero hay decenas de calas preciosas, poco conocidas y de difícil acceso a las que sólo se podrá llegar desde el mar. Calas como: la “Cala Morell” donde se puede comparar el pasado prehistórico con la Menorca actual gracias una la mezcla paisajística increíble; la “Cala Es Talaier” es una de las calas más recónditas y pequeñas de la isla; o la “Cala Vall” ideal cuando los vientos soplan del sur y las playas están bravas.

Hay multitud de lugares que aquí no se mencionan y que tampoco dejaran indiferencia, y están al alcance de todos. Tan sólo hay que tener ganas de disfrutar al máximo esa semana, alquilar un barco en Mallorca, programarse bien las visitas y dejarse llevar por la aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *