Le Vieux Manoir

Llegas a casa y la comida, los niños, la limpieza, el trabajo, no tienes tiempo, estas estresada, notas como tu cuerpo se resiente, se cae el pelo y tu animo esta bastante bajo, tu marido te apoya pero no estas para fiestas, yo tengo la solución!

Acércate a una agencia, y escucha estas palabras mágicas: Le Vieux Manoir
Te preguntarás que es esto, pues bien, un pequeño y romántico hotel alojado justo a pie de un lago, si sí, como lo oyes! Un Hotel a pie de lago!

Te daré un consejo, deja a los niños con tu madre, pide unos días en el trabajo, olvídate de la casa, estará allí cuando vuelvas y coge por sorpresa a tu marido, solo necesitareis dos días aquí y seréis otros, os cuento:

Manoir es un pequeño hotel económico precioso a primera vista, alojado en lugar paradisiaco donde lo único que escucharas será el ruido del cantar de los pájaros cada mañana, la brisa del viento azotar suavemente la copa de los árboles y un pequeño oleaje producido por el lago, solo con llegar podréis respirar la gigantesca naturaleza que lo rodea, mirar hacia arriba y contemplar unos árboles que salen de la mirada humana, unas hojas que caen ligeramente al suelo con un color tan verde que deberían renombrarlo, mirar que panorámica, es precioso y romántico, cuando entréis en el hotel os daréis cuenta de su enorme y calido restaurante, idealizado para personas que quieren pasar unos días en pareja, esta creado para románticos, para avivar ese amor que apaga el día a día de la ciudad, la amabilidad de la gente tampoco os dejara de lado, quienes os recomendaran un montón de actividades para realizar en pareja, donde no podréis aburriros ni un minuto, podréis aprender golf, tenéis un precioso spa (que cosa mas relajante y exótica!), un solarium para que seáis la envidia de todos al volver, podréis practicar equitación para comprender lo que es estar en una naturaleza aun viva, ya quedan pocos lugares como este, pero eso no es todo.

Si queréis después de daros un buen paseo agarrados de la mano por los campos montañosos de esta localidad, de haber tomado un buen tentempié en el magnifico restaurante alumbrados solo por un par de velas sobre vuestra mesa, podréis salir fuera del hotel donde la primera imagen que veréis será la de un enorme lago que llega hasta la misma entrada del edificio, alquilar una barca e iros al fin del lago solos, mirad como el agua es tan transparente que apenas montéis, deseareis tocarla, sentir el frescor que rejuvenecerá vuestra alma en un paseo inolvidable bajo un sol limpio que se refleja precioso en el liquido madre haciéndonos estar en una escena de la mejor película de amor, os aseguro que volveréis a enamoraros de nuevo, deseareis trasladaros a vivir a un paraje parecido, ya que es conocer el amor natural y verdadero.

No os reconocerán a la vuelta, pero sobre todo, vosotros conoceréis más de la persona que tenéis al lado, y te sentirás la más amada del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *